lunes, 31 de julio de 2017

Reseña: "Mi amigo el demonio, Carolyn Jess-Cooke"

¡Hola! Otra semana comienza más, y yo les traigo mi opinión sobre este libro que me sorprendió para bien; Lo empecé sin saber absolutamente nada y la verdad es que me ha dejado un muy buen sabor de boca. ¿Les interesa?
"Soy Alex. En ocasiones veo demonios. Mi favorito se llama Ruen. Mide metro y medio y lo que más le gusta es Mozart, el tenis de mesa y el pudin de pan y mantequilla.

Conocí a Ruen y a sus amigos hace cinco años, cinco meses y seis días. Fue la mañana que mamá me dijo que papá se había ido."
 

No sabía la existencia de este libro ni de la autora, no había leído reseñas, nada, pero es que yo tras ver la portada (que encierra esa aura de suspense) y la palabra "demonio" en su título, no dude en hacerme con el. Y no me arrepiento para nada de irme por lo superficial
 
"Mi amigo el demonio" parte de la historia de Álex, un niño de apenas diez años que nos habla de su único amigo, Ruen, un demonio que lo acompaña desde hace mucho tiempo.
Ruen lo ayuda a saber defenderse de los bullys mediante frases sarcásticas que los deje callados, o también a tener un vocabulario o conocimientos más extensos. Aparentemente un buen amigo. Pero todo tiene su trasfondo.
 
Alex  viene de una familia casi inexistente. Su padre ha desaparecido, y la única explicación que el pudo formar fue que había muerto. Y su madre  en vez de hacer lo posible para poder salir adelante, ha intentado suicidarse más de tres veces frente a su pequeño hijo, por lo que Álex ha tenido que sobrellevar todo esto él solito.
 
Después de saber algo sobre la vida de nuestro protagonista, conoceremos a Anya, la psiquiatra que se encargará de llevar el caso de Álex. Al poco tiempo de entablar conversación con él, se entera a voz del niño, la relación de amistad que tiene con el demonio, y rápidamente asociará esto con problemas mentales (algo que en un principio yo también creí, ya que la novela transcurre entre los restos que dejaron los conflictos llenos de violencia y muertes de la unión e independencia entre Irlanda del Norte y Reino Unido). Pero poco a poco van surgiendo dudas y Anya no sabrá si en verdad es que  se esté enfrentado con problemas mentales o si Ruen, el rastrillador, en verdad existe.
Si buscas un thriller bien estructurado, con gran cantidad de suspense y buenos personajes, deberías probar este libro. De verdad, yo por más que pensaba y pensaba sobre a donde me llevaría la trama, no se me ocurría explicación alguna. La manera en que la trama está plasmada ha sido un gran, gran acierto, pues mientras avanzas con la lectura dudas e intrigas iban saliendo a la luz haciendo que te enganches al libro. Dudas de ti mismo y de los personajes; Carolyn Jess-Cooke, sabe jugar con tu cerebro y meterte esa confusión de no saber si creerle a lo que Álex nos iba contando o guiarnos por una explicación más científica.
 
La autora logra crear un ambiente un tanto oscuro y deprimente gracias a las descripciones, y es otro acierto, pues están acorde con los sucesos que van sucediendo. Con esto no quiero decir que te deprimas al leerlo, pero si aviso que tiene sus toques de realidad, drama y un poco de crueldad.
 
El personaje de Álex me supo transmitir mucho, tanto su inocencia como sus ideas, miedos y preocupaciones. Y a pesar de venir de una familia sin alguna figura paterna como tal, lo he sentido muy maduro, acorde con su edad, claro. Llega un punto en el que el pobrecito no sabe diferenciar el bien y el mal y cae en algunas de los engaños de Ruen.
 
Ruen me ha parecido un personaje muy interesante. Se nota que es más malo que bueno, pero aún así y aunque sea desinteresadamente ayuda a Álex, lo acompaña y se preocupa de él. Y es que no se que tiene este personaje, pero en serio, me ha intrigado mucho, quitando el hecho de que no sabes si es real o no. Y muchos de sus comentarios sarcásticos me divertían bastante.
 
La historia de Anya me ha sorprendido un poco (es que de verdad que andaba hecha un lio con la trama, hahaha). En los capítulos que son narrados por ella tenemos pequeños flashbacks que nos irán revelando el porque de sus traumas y porque se toma tan personal el caso de Álex y porqué quiere hacer todo lo posible por ayudarlo. Me gustó este personaje, pero si que en varias ocasiones me irritaba algunas decisiones que tomaba. Michael es otro personaje que se encarga del caso de Álex, y aunque el también tenía unas que otras decisiones un tanto malas, ponía un poco de sensatez a las de Anya.
 
La madre de Álex no más no me cae, se me hizo un persona muy egoísta, sólo pensaba en ella, y muchos de los sentimientos y problemas de Álex eran en parte por ella. Y es que haber, comprendía los problemas que ella cargaba, su traumas del pasado y todo eso, y llegué a sentir lástima por ella, pero no.
 
Lo que más me ha gustado del libro es esa sensación que tienes de confusión durante todo el libro, en no saber que creer, en estar en tensión por lo que ocurrirá. Y sobre lo que no me ha gustado... puede que haya varias hojas del libro en donde la trama no aporte nada interesante, de esas en las que si las quitaran no pasaría nada, pero de esas hay muy pocas.
 
En conclusión: Un thriller que te hará dudar hasta de ti mismo, de tus teorías. Con personajes que les cojeras cariño, con momentos tanto trágicos como divertidos. Una historia trepidante que recomiendo a todos los lectores que disfruten del suspense o que se quieran embarcar a una.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

2 comentarios:

  1. Hola, me pareció una historia muy entretenida pero el final me dejó un poco fría. Por lo demás, una lectura interesante :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Si, es verdad que el final es un poco abierto, y la autora como que te quiere dejar con la intriga todavía. ¡Gracias por comentar! ¡Un beso!

      Eliminar

¡Hola! ¡Me encantaría saber lo que opinas! ♥Devuelvo todos los comentarios
¡Gracias por tu visita!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...